Este jueves 6 de setiembre se llevó a cabo la presentación del relevamiento de datos estadísticos continuos de la Universidad de la República (Udelar) en la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración.

La apertura del evento contó con la participación del rector de la Udelar, Roberto Markarian; el prorrector de Gestión Administrativa, Hugo Calabria; y la directora general de Planeamiento, Alba Porrini. Las presentaciones de los datos estuvieron a cargo de Gabriela Luján, del Servicio Central de Informática (Seciu); y Nicolás Fiori y Rodrigo Horjales, de la Dirección General de Planeamiento (DGPlan).

Markarian resaltó la importancia de que la Universidad cuente con «datos serios», estadísticas y estudios que aporten la información fundamental acerca del proceso de aprendizaje para que las estrategias y «los rumbos» en la Udelar, se tomen en base a la realidad en la que se encuentran los estudiantes. Asimismo, valoró especialmente el apoyo del Seciu porque es esencial el soporte tecnológico en lo que se refiere a la gestión de datos.

El rector explicó que los problemas mayores que se visualizan en el proceso de aprendizaje de la Udelar se detectan en el ingreso y en los primeros años de carrera de grado de los estudiantes, donde se observa que un 50% de los becados por la Udelar no obtiene renovación de su beca por las bajas calificaciones. Según Markarian, no se deben buscar soluciones parciales a este tema, ya que muchas veces los estudiantes no encuentran dentro de la oferta educativa de la Udelar una formación que les interese. Sostuvo que hay que buscar el porqué de esta situación de desinterés para poder solucionarla y para ello es «crucial» el trabajo de la gestión de datos.

Calabria también destacó el valor de que la Udelar cuente con este tipo de procesamiento de datos, e hizo hincapié en que los profesionales encargados de la tarea pueden desarrollarla sin presión de las autoridades universitarias para proteger la imagen institucional, como se observa en otras instituciones. El prorrector afirmó que este trabajo «enriqueció la discusión con los aportes individuales y ha mantenido un vínculo permanente con centros universitarios de la Udelar que frecuentemente presentan sus necesidades de datos». Para Calabria, la verdadera democratización de la enseñanza pasa por tener datos reales y específicos para que esa «elitización involuntaria» que presenta la Udelar pueda ser superada.

Porrini agradeció la concurrencia del público al evento, cuyo objetivo era «generar una discusión» acerca de actividades que en los últimos años se han realizado en la DGPlan y en particular en la División Estadistica de la Udelar. Para dicha Unidad este trabajo es muy importante porque aporta a la gestión, a los procesos de planificación estratégica y de evaluación de la Udelar, y además brinda insumos fundamentales para nuevas investigaciones y para el diseño de políticas universitarias. Con esta nueva tecnología se está sustituyendo la metodología de censo que utilizaba la Universidad, por un programa moderno de seguimiento, monitoreo y relevamiento de información.

Los nuevos formularios

Es fundamental para la Udelar el rol de la información en los procesos de gestión, planificación, evaluación y toma de decisiones. Algunos de estos datos provienen de fuentes externas como el Banco Central, el Ministerio de Economía y Finanzas, el Instituto Nacional de Estadísitca, la Asociación Nacional de Investigación e Innovación, entre otros; y de fuentes internas, generadas por la propia institución a través del Sistema Integral de Administración de Personal, el Sistema de Gestión Administrativa de la Enseñanza, los censos (de estudiantes, docentes y funcionarios), los formularios estadísticos y el seguimiento de egresados.

En las últimas décadas la Udelar ha avanzando continuamente en el proceso de captura de datos. Los primeros censos, que datan de 1967, eran realizados en papel y de procesamiento manual, sin embargo, en 1988 se comenzó a utilizar el procesamiento mediante computadoras. Más adelante, entre 1999 y 2000, se implementó la lectura de formularios por escáner, y en 2007 y 2012 se incorporaron los formularios web, abarcando a más de 85.000 estudiantes de grado y 7000 de posgrado en el año 2012. Fiori destacó que este proceso no solo implicó una mejora continua en el aspecto técnico, sino también en la concepción del instrumento en sí mismo. También se tuvo «muy en cuenta» qué tipo de demanda de información tiene hoy en día la Universidad a nivel central y de cada servicio o facultad.

Actualmente, estos formularios incluyen a estudiantes de grado, estudiantes de posgrado, docentes, y egresados, y se encuentran en diferentes estados de desarrollo. El diferencial entre estos nuevos formularios y los modelos anteriores, según Fiori, es que de ahora en adelante se podrá relacionar en «tiempo real» (año a año) las trayectorias académicas y las trayectorias vitales.

El primero de ellos, el FormA - Estudiantes, constituye un proceso de relevamiento actualizado anualmente para cada estudiante de grado, y se encuentra en la etapa de implementación desde principios de 2018. Para esta etapa, Fiori explicó que fue «crucial» en la elaboración de la herramienta que esta lograra contar con una buena estrategia de difusión, puesto que fue necesario informar a todos los estudiantes de todos los niveles de formación de grado que deben completar el formulario cada año. Hasta el momento, 107.000 estudiantes «anotados una sola vez» ya han completado el formulario, por lo cual es un relevamiento estadístico de una magnitud única en Uruguay.

Asimismo, es fundamental la divulgación no solo de los análisis e informes primarios que pueda realizar la DGPlan, sino la divulgación entendida como la apropiación de los datos por parte de los servicios y actores universitarios, e investigadores. En este sentido, la Dirección tiene la política de brindarles los microdatos para que puedan realizar sus propias investigaciones y tomar decisiones en base a ellas. Fiori indicó que la cantidad de servicios e investigadores que se hacen de los datos que gestiona DGPlan es muy grande, está en crecimiento, y se espera que esa tendencia continúe.

El FormA de estudiantes de posgrado se encuentra actualmente en la etapa de desarrollo informático en Seciu, y se espera implementarlo en enero de 2019. Por su parte, el FormA para docentes está en pleno desarrollo conceptual, en el estudio de antecedentes y requerimientos de información a través de entrevistas con el orden docente, decanos, presidentes de comisiones, entre otros, y la meta es implementarlo en el segundo semestre de 2019. Por último, Fiori señaló que uno de los desafíos pendientes es trabajar en la creación de un formulario que contemple a los funcionarios técnicos, administrativos y de servicios (TAS).

Programa de Seguimiento de Egresados

Históricamente, al momento del egreso, cada estudiante completaba una ficha de egreso y esa era la única información que tenía la Udelar sobre sus egresados. Por lo tanto, no contaba con datos sobre la trayectoria profesional y la inserción en el mercado laboral. Para cubrir ese vacío de información es que surge la propuesta del Programa de Seguimiento de Egresados, diseñado en 2014, con una metodología longitudinal de estudio de panel con tres olas o tres mediciones en el tiempo.

Los objetivos generales del Programa son: observar el desempeño laboral de los egresados, obtener una evaluación de sus carreras y de la Udelar en particular, y de su relación con el mercado laboral y con la sociedad en su conjunto. Mientras que sus objetivos específicos pretenden caracterizar el desempeño académico y laboral, la trayectoria extrauniversitaria y los diferentes ritmos de inserción laboral; y brindar insumos para los órganos que gestionan o pueden crear políticas universitarias para, por ejemplo, evaluar el plan de estudios de cada carrera en función de cómo ven los egresados la adecuación de su formación con el mercado laboral en el que buscan insertarse.

La metodología consistió en separar a todos los egresados de la Udelar en tres clusters o grupos con dos criterios principales: el criterio numérico, es decir, que todos los grupos tengan aproximadamente la misma cantidad de egresados; y el criterio por facultad, que implica que cada carrera de una facultad integre el mismo cluster. El Cluster A corresponde a la generación 2012, el Cluster B a la 2013, y el Cluster C a la 2014 pero aún no fue implementado, pues se encuentra en etapa de diseño del formulario.

Los informes completos del Programa de Seguimiento de Egresados pueden encontrarse en el siguiente enlace.

Fuente: Udelar
 

Our website is protected by DMC Firewall!