La Universidad de la República (Udelar) volvió al Parlamento para defender su pedido presupuestal correspondiente a la última Rendición de Cuentas (RC) de este período de gobierno, esta vez ante la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de la Cámara de Senadores. Hasta el momento se mantiene la propuesta del Poder Ejecutivo (PE) de aumentar los fondos para 2019 en 430 millones de pesos, es decir, 4,7 % de lo solicitado.

Una delegación de la Udelar encabezada por el rector Roberto Markarian, concurrió este jueves al Anexo del Palacio Legislativo. En la presentación el rector explicó que el pedido presupuestal de la institución se basa en el objetivo de llegar al 6 % del PBI para financiar la Educación Pública y al 1 % en la inversión pública en investigación y desarrollo (I+D). Aclaró que la solicitud se realizó con ajuste al crecimiento previsto para el PBI.

El pedido de incremento de la Udelar fue de 9133 millones de pesos, un monto que atiende a las necesidades del presupuesto de 2019, y a la vez busca compensar la falta de satisfacción en las RC anteriores en este período: en 2015 se le otorgó 36 % del aumento solicitado, en 2017 el 32 % y en 2018 el 24 %, con lo cual se vienen postergando planes y proyectos institucionales.

Los intentos realizados en julio ante la Cámara de Representantes para elevar el incremento planteado para la Udelar por el PE no fueron exitosos. No obstante, los diputados sí votaron un aumento para las demás instituciones de enseñanza pública. En particular Markarian explicó que hasta el momento la ANEP tiene más del 80% del total de los incrementos del sector en esta RC, mientras que la Udelar tiene 15 % y la Utec cerca de 4 %. Si se comparan los fondos netos, los cálculos indican que en el último año, a cada estudiante de la Utec le correspondió un presupuesto de 11.809 dólares, pero el presupuesto para cada estudiante de la Udelar fue de 3.847 dólares (incluyendo el presupuesto del Hospital de Clínicas).

El incremento propuesto, de 430 millones de pesos, representa el 4,7 % de lo solicitado, el 3 % del total del presupuesto universitario y 3,5 % de la masa salarial, señaló Markarian. Luego detalló diferentes aspectos del proyecto de RC enviado por la Udelar en mayo de este año al Parlamento. Entre otras, destacó las necesidades del Hospital de Clínicas (HC), tanto para retribuciones, gastos e inversiones en equipamiento, como para obras edilicias. Ni el PE ni la Cámara de Diputados contemplaron un incremento. También repasó las actividades del hospital, que cada año abarcan unas 155.000 consultas externas y 50.000 de emergencia, 5000 cirugías y miles de procedimientos de diagnóstico, tratamiento y medicina altamente especializada.

Los costos del hospital universitario fueron cuestionados por el senador Alberto Heber, quien señaló que «es caro». Al respecto la directora del HC, Graciela Ubach, respondió que «es el hospital de agudos más grande del país», que en él se forman 9000 estudiantes cada año, y que no hay otro hospital público que realice semejante volumen de asistencia, de investigación, de procedimientos sumamente especializados y por tanto costosos, como transplantes renales y hepáticos, con la necesaria incorporación de tecnología. También comentó iniciativas y logros en la búsqueda «incansable» de recursos para el hospital a partir de los servicios que presta, «teniendo en cuenta los aportes fenomenales que la Universidad hace a este país». La directora invitó a los legisladores a recorrer el hospital, considerando los escasos recursos que debe administrar. Insistió en que para formar profesionales y técnicos en el área de la salud «se precisa asistencia», y afirmó que de acuerdo a sus contribuciones, el hospital «está resultando baratísimo para el país».

En su presentación el rector repasó otras necesidades de la Udelar que quedarían insatisfechas si no se aprueba un incremento presupuestal mayor. Una de ellas es la creación de cargos docentes de dedicación total, para los cuales hay más de 50 docentes, en su mayoría jóvenes, que cuentan con una evaluación favorable. Aseguró que «no hay recursos para esos cargos». Explicó a los legisladores que debido a la tardanza del trámite en los llamados de alta dedicación docente en el interior, en los últimos tres años la institución ejecutó más lentamente los fondos que tenía asignados al rubro, pero que esos ahorros circunstanciales «se acabaron», y que «la crisis posible del crecimiento en el interior es auténtica».

Otro aspecto comprometido es la adecuación salarial de funcionarios docentes y no docentes, para la cual se requieren más de 3000 millones de pesos, aproximadamente un tercio de todo el incremento solicitado. Menos aún sería posible crear nuevos cargos, lo que afectará directamente la calidad de la enseñanza, «porque la matrícula continuará creciendo», indicó. En diferentes gráficos el rector enseñó la tendencia negativa que están mostrando los índices de horas docentes por estudiante y metros cuadrados por estudiante en los últimos dos años, a pesar de la fuerte inversión en edificios nuevos. También señaló las dificultades que se presentan por no contar con más funcionarios para gestionar y mantener esos edificios.

La falta de incremento también impactará sobre la investigación, la formación de posgrado, los planes de evaluación institucional y las políticas de becas que democratizan el acceso a la Universidad.

Los legisladores se interesaron en los planteos de la Udelar relativos a la exoneración y reducción de aportes patronales a la seguridad social y a la actualización de los créditos presupuestales. También consultaron sobre aquellos relacionados con la vigencia de los certificados único y especial del BPS y con los trámites de importación de equipamientos e insumos para la investigación. En estos dos últimos casos, un cambio en la normativa no requiere fondos adicionales, pero reduciría tiempos de trámite y costos operativos a la Udelar.

Los representantes del orden estudiantil, Sofía Senatore, y de los funcionarios no docentes, Alcides Garbarini, intervinieron para reafirmar diferentes aspectos de la solicitud de la Udelar. La decana de Facultad de Ingeniería, María Simon, expresó que «la Universidad está decepcionada» por este incremento. Si bien en los últimos años la institución viene «cumpliendo con su deber» a pesar de recibir fondos por debajo de sus necesidades, invirtiendo bien en la creación de grupos humanos dedicados a la enseñanza y la investigación, debe considerarse que es «una universidad muy grande en un país muy chico», y como tal le cabe una gran responsabilidad, concluyó.

Descargar presentación de la Udelar en Comisión de Presupuestos integrada con Hacienda de Senadores 

Fuente: Udelar

 

Our website is protected by DMC Firewall!