Uno de los puntos relevantes en la discusión en el Plenario Final del Tercer Congreso Nacional de Educación (CNE) «Maestra Enriqueta Compte y Riqué», desarrollado el fin de semana en Maldonado, fue el de la creación de una Universidad de la Educación. La comisión que discutió el tema resolvió impulsar cuanto antes su tratamiento y aprobación en el Parlamento.

En la tarde del sábado 9 el plenario del CNE se dividió en cuatro comisiones temáticas que funcionaron por separado. Cada una trató uno de los cuatro ejes que guiaron la discusión durante el año en diferentes instancias. El eje 4, titulado «Los desafíos de la educación», se dividía en cuatro puntos: Universidad de la Educación: valoración social, rol del docente, titulaciones, profesionalización, carrera docente, formación continua; Participación de la sociedad (docentes, estudiantes, padres, otros); Flexibilización: equivalencias recíprocas, modalidades, tránsito estudiantil y reconocimiento de saberes no formales; y Articulación: interciclos, autonomías y SNEP, complementariedad educación formal, no formal y mundo del trabajo: propuestas educativas, movilidad docente, integralidad de conocimiento (científica, humanística, artística, técnica y tecnológica), recursos administrativos, edilicios, infraestructura técnica y tecnológica, otros.

La comisión del eje 4 decidió abordar la discusión de los cuatro puntos al mismo tiempo, por lo cual pronto se presentaron mociones muy diversas, algunas de carácter particular y otras de contenidos transversales. No obstante, el item que acaparó al discusión fue el de la creación de la Universidad de la Educación. Varios delegados plantearon que el tema ya fue ampliamente discutido durante años en numerosos ámbitos y que la creación de un instituto de esas características está contemplada en la Ley General de Educación que se aprobó en 2008. Incluso hay proyectos de ley para crearla que tienen media sanción, indicaron.

El delegado Mauricio Langón, filósofo, profesor de Filosofía en el Instituto de Profesores Artigas, el Instituto de Perfeccionamiento y Estudios Superiores y en Secundaria, y orientador de estudiantes de posgrado de la Universidad de la República, presentó una propuesta detallada respecto al tema de mayor atención. En primer lugar la moción planteaba: «establecer por ley un nuevo ente autónomo de la enseñanza llamado “Universidad Nacional de Educación”», en segundo término que esa ley «sea aprobada en la presente Legislatura», tercero «que incluya las condiciones necesarias y suficientes para que el nuevo ente autónomo se instale, y cuente con las características propias de una universidad pública nacional», y en cuarto lugar «que incluya disposiciones transitorias que habiliten su funcionamiento sin dilaciones en el plazo más breve posible».

El primer punto de esa moción se votó en oposición a otra propuesta, que en lugar de crear una universidad planteaba la creación de una Facultad de Educación dentro de la Udelar. A favor de esta opción el delegado que la presentó argumentó que la institución tiene peso histórico, «amplia experiencia en enseñanza, investigación y extensión», y cuenta con el reconocimiento de toda la sociedad.

Una amplia mayoría de los delegados optó por crear una Universidad Nacional de Educación, y aprobó los tres primeros puntos de la propuesta de Langón. Esta se completaba con aspectos que deberían incluirse en la ley, tales como establecer que la nueva entidad se integre inicialmente con todos los institutos que ahora dependen del Centro de Formación en Educación de la ANEP, «sin perjuicio de cambios posteriores». También planteaba que sea separada de la ANEP, que forme parte de los órganos de coordinación en educación, que realice docencia, investigación y extensión, así como formación de posgrado, y que trabaje con libertad de cátedra y opinión, entre otras condiciones.

Esos puntos se discutieron junto con otras mociones, como por ejemplo una que proponía la participación de los padres en el cogobierno de la nueva institución —que no fue aprobada—, y otra que planteaba que el pasaje de grado de los docentes de universidad no se resolviera por antigüedad, sino por oposición y méritos. Esta propuesta fue aprobada por la mayoría. Otros puntos, tales como la forma de nombramiento de las primeras autoridades de la institución, fueron discutidos pero no resueltos.

Finalmente la comisión decidió por mayoría que su resolución debía ir acompañada por dos declaraciones de apoyo a la creación de la nueva entidad: la del Consejo Directivo Central de la Universidad de la República, emitida el 7 de marzo de 2017, y la de los rectores de instituciones integrantes de la Red de Universidades Pedagógicas de América Latina, del 7 de diciembre pasado.
Ver Declaración del CDC 7 de marzo de 2017
Ver Declaración Red de Universidades Pedagógicas de América Latina 7 de diciembre de 2017

 

*Noticia tomada de: http://universidad.edu.uy

DMC Firewall is a Joomla Security extension!