El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, agradeció este viernes al rector Roberto Markarian por «la rápida respuesta» al requerimiento de coordinación por la situación sanitaria del país, y alentó «muy fuertemente la posibilidad de un trabajo de investigación en áreas sobre las cuales todavía no tenemos respuestas claras».

Sin prejuicio «de que valoramos muchísimo su capacidad de apoyo operativo, este es el tema yo diría más convocante para trabajar con la Universidad», completó. El rector, por su parte, indicó que se acordó y coordinó con el MSP «el suministro de los reactivos necesarios», y que tanto los laboratorios de la Facultad de Ciencias en Montevideo como el laboratorio de virología molecular de la Regional Norte (Salto), «están en condiciones de estudiar en tiempo real las tres dolencias».
La Udelar y el Ministerio de Salud Publica (MSP) convocaron a los medios de prensa para informar sus acuerdos ante la emergencia del brote epidémico de dengue y la eventualidad de otras virosis. Además del ministro y el rector, participaron la subdirectora de Salud, Raquel Rosa, el vicerrector y decano de la Facultad de Odontología, Hugo Calabria, el decano y profesor titular de Virología de la Facultad de Ciencias, Juan Cristina, el profesor titular de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina, Julio Medina, el profesor titular de la Cátedra de Entomología de la Facultad de Agronomía, César Basso, y la decana de la Facultad de Química, María Torre, entre numerosos especialistas y técnicos de la Udelar.
El rector enumeró cinco acciones en las que la Udelar está en condiciones de ofrecer colaboración a través de sus diferentes servicios en todo el país: pruebas diagnósticas en los laboratorios de Virología de la Facultad de Ciencias, en la sede Litoral Norte, y en equipos del Instituto de Higiene de la Facultad de Medicina en Montevideo; un estudio de población y comportamiento del mosquito aedes aegypti, así como aspectos químicos vinculados a la resistencia a insecticidas. Además, puede contribuir en aspectos vinculados al manejo clínico de pacientes, a la Salud Pública y a la epidemiología -por ejemplo los protocolos de actuación clínica-, con recursos humanos calificados al MSP en multiplicidad de áreas, y en políticas de comunicación hacia la población. El rector aseguró que la universidad «esta preparada para atender una situación de este tipo y aportar al país -en particular al organismo rector en materia de salud-, el máximo nivel de lo que se puede hacer en el mundo en estas cosas». Además, celebró «el grado de coincidencia y de avances» con el MSP, y el hecho de que la universidad «es del país y tiene que estar a su servicio en particular en los momentos que se dan situaciones críticas como este».
El ministro recordó que la densidad de mosquitos descenderá con el frío del invierno, lo que presentó como una oportunidad de resolver mejor los desafíos hacia el futuro. «Necesitamos revisar nuestras prácticas, incorporar nuevas miradas, mucho trabajo intersectorial, mucha vinculación de distintas áreas a lo largo y ancho del territorio con las distintas especificidades, conocimientos y acumulación de experticia». El docente e investigador César Basso, hermano del ministro, definió a este período como un «momento de quiebre» y lo situó, en respuesta a un periodista, entre «la primera helada y el inicio de la primavera». El ministro recordó que el dengue y afecciones similares «no se resuelven exclusivamente en el ámbito sanitario, porque no tenemos vacunas, no hay medicación ni clínica específicas, y por lo tanto tenemos que ver cómo podemos prevenir, cómo podemos adelantarnos, tomar acciones sobre las cuales hay nuevas preguntas y nuevos desafíos».
A los periodistas que consultaron respecto de las fumigaciones, la decana María Torre (Química) y la subdirectora de Salud, Raquel Rosa, aseguraron que al no ser un procedimiento continuo carecen de toxicidad. Torre recordó que cualquier compuesto químico tiene eventuales efectos secundarios, y que por eso el personal de la Facultad de Química pone a prueba su función hepática periódicamente. Rosa aseguró que la fumigación no es la medida recomendada en todas las situaciones, y que no será utilizada en forma sistemática sino para controlar la presencia de focos. Respecto de la sustancia prohibida en Brasil, César Basso explicó que se trató del mismo principio activo utilizado en agua potable, algo que «acá nunca se ha hecho».
Sobre el uso de mosquitos transgénicos para controlar el Aedes aegypti, Juan Cristina señaló que «la acción sobre los adultos tiene muy poco efecto en el desarrollo de poblaciones», y que por tratarse de «algo muy reciente se tiene poca información». Respecto de la incidencia en la microcefalia del virus del zika -«un primo muy cercano del virus dengue transmitido por el mismo vector»-, Cristina informó que si bien se ha observado en fetos fallecidos «no hay una relación directa comprobada: Faltan completar varios experimentos con animales que se desarrollan en varios laboratorios del mundo».
El ministro destacó la importancia de la capacitación y la actualización, y recordó que en la reciente reunión de ministros de salud de la región se acordó una agenda de trabajo que prevé instancias de intercambio de especialistas con autoridades y referentes de la Udelar. La semana entrante visitará Uruguay una especialista en el manejo clínico de estas afecciones.
En respuesta a la última pregunta de los periodistas, el ministro transmitió un mensaje tranquilizador: «Sin perjuicio de que pueden ocurrir, la enorme mayoría de presentaciones clínicas de esta afección no son de gravedad. Es más: cada vez más aparecen en la información epidemiológica internacional más elementos de formas subclínicas que no aparecen con toda esta sintomatología típica y a la vez de alguna manera inespecífica». Por eso «debemos tener muy claramente identificados cuáles son los signos de alarma que generan la necesidad de la internación. Cuando aparecen como cuadros gripales se pueden manejar perfectamente en domicilio y no requieren traslados». Al mismo tiempo, cuando aparece uno de estos casos «y el médico recomienda reposo para proteger al paciente de otros mosquitos, es muy importante que esa persona permanezca en domicilio».

Lea repartido de la Udelar

 

 

DMC Firewall is a Joomla Security extension!