La Asociación de Docentes de la Universidad de la República (ADUR) convocó este miércoles a un grupo de destacados asociados para manifestar en rueda de prensa su «absoluta disconformidad» con el proyecto de presupuesto presentado por el Poder Ejecutivo.

En este marco el viernes 11 a las 15 horas una delegación comparecerá en la comisión de Hacienda de Diputados, y el sábado desde las 9 sesionará su convención para aprobar un plan de movilizaciones. En el encuentro participaron el presidente de ADUR, Rodney Colina, y los directivos Alicia Álvarez, Alejandro Bielli, Nicolás Wschebor y Marcelo Cerminara.
«La Universidad de la República (Udelar) es el organismo más oficialista que hay en el país, porque preparó su presupuesto leyendo el programa de gobierno», bromeó Cerminara al recordar que las referencias fueron los anuncios de campaña de una inversión al final del quinquenio de 6% del PBI para educación y 1% para investigación y desarrollo. Además del otorgamiento de menos de 30% de incremento, «la otra novedad es que como pasó en el presupuesto anterior, los recursos se asignan a determinadas actividades y no para otras. De este modo, no hay recursos para el programa de becas estudiantiles, ni para atender la matrícula creciente, ni la plantilla docente y la cantidad de horas».
ADUR invitó a participar en la conferencia a destacados docentes. Asistieron Judith Sutz, Ana Denicola, Alejandro Chabalgoity y Ana Frega.
El proyecto de Ley de Presupuesto «contempla en los dos primeros años entre 28 y 29 % del incremento solicitado por la Universidad», lamentó Colina. «Después vamos a ver qué ocurre en los siguientes tres años». El director del Laboratorio de Virología Molecular de Salto, evaluó que «el desarrollo de la Udelar en el interior fue muy eficiente, pero todavía está en pañales». Respecto de los recursos asignados dijo que «no permitirán crear nuevos cargos ni en el interior ni en Montevideo». La docente de historia, Ana Frega, también se refirió a la apuesta de la Udelar «a llegar a todo el país», y a la necesidad de un mayor presupuesto: «La disminución de recursos sumada a la incertidumbre que se abre en torno a lo que puede pasar después de estos dos años, puede frustrar vocaciones y trayectorias que se desarrollan en todos los departamentos de Uruguay», alertó.

¿Para qué sirve la Universidad de la República?

La coordinadora académica de la Comisión Sectorial de Investigación Científica, Judith Sutz, dijo que quería compartir algunas preguntas: «¿Para qué sirve la Universidad de la República?», disparó. «Es una universidad de investigación, y está demostrado a nivel internacional que lo más importante que deja para el desarrollo de un país una universidad de investigación, es la creatividad de sus egresados y del proceso de enseñanza que está basado en esa característica de universidad de investigación». Para Sutz esta idea es «absolutamente central, y una de las cosas que este presupuesto está poniendo en peligro». Sostuvo que «hay que dar a la gente más joven oportunidades de ascender en su carrera docente, abrir nuevos espacios a la docencia porque crece el número de estudiantes», e insistió: «¿Tenemos demasiados estudiantes? Si uno compara el número de estudiantes universitarios respecto de la población de cualquier país desarrollado estamos muy atrás. Y si esa es realmente la puerta del desarrollo, este presupuesto nos está poniendo en problemas para el desarrollo tanto productivo como social». La última pregunta fue: «¿El país puede? Solemos mirar a otros países, y muchas veces a Finlandia, que entró en crisis profunda entre 1989 y 1992 y la primera apuesta que hizo fue construir 20 nuevas universidades. La apuesta al conocimiento –la creación, la adquisición y aplicación-, es una apuesta ganadora. No quiero discutir de dónde sale el dinero, simplemente digo que la realidad indica que la priorización que se está haciendo no es para el desarrollo».
En la misma línea, Alejandro Chabalgoity aseguró que no se piden «soluciones mágicas»: del mismo modo que «no existen galeras de donde salgan los recursos que se piden, tampoco existen galeras de donde se pueda sacar desarrollo si no se apuesta. Si se apuesta al desarrollo basado en ciencia y tecnología, no hay nada para inventar: miremos a los países que lo han hecho y miremos cómo llegaron. No podemos pretender que hacemos lo mismo que países que ya alcanzaron cierto nivel de desarrollo con un enorme esfuerzo y sacrificando otras cosas».
La docente e investigadora de bioquímica Ana Denicola, integra la Comisión Central de Dedicación Total de la Udelar, uno de los programas «que resultó favorecido» con un incremento en el proyecto de presupuesto ahora a estudio del Parlamento. Sin embargo, «lo que se asigna para 2016 no alcanzaría siquiera a cubrir la lista de espera de aspirantes, que ya han sido evaluados, aprobados, y están en condiciones de acceder». Sobre este tema, Nicolás Wschebor recordó que el régimen de Dedicación Total es «la manera de retener a un número importante de docentes que la Udelar formó –dentro y fuera del país-, a nivel avanzado», y que este «pequeño aumento» obligará «a decirles que no tienen posibilidades». Para Wschebor se trata de «un error: el país invirtió mucho dinero en formarlos, y ahora todo ese capital invertido lo vamos a perder».
Los dirigentes de ADUR Alejandro Bielli y Alicia Álvarez subrayaron otros aspectos del proyecto que perjudican a los estudiantes. «Cada vez hay menos recursos por estudiante, porque no aumentaron para atender una población estudiantil cada vez mayor. ¿Vamos a seguir cinco años más en esta situación? Arriesgamos volver a la realidad que teníamos antes de 2005», se quejó Bielli. Por su parte Álvarez lamentó que no se asignen recursos al programa que pretendía eliminar los cupos de ingreso que tienen algunas carreras. «Según cifras que maneja la FEUU, actualmente unos 18.000 estudiantes no pueden seguir la carrera que desearían, sobre todo en el interior».

Acceda al subsitio con información sobre el Plan Estratégico de Desarrollo 2015-2019 y el pedido presupuestal para el quinquenio.

*Noticia tomada del portal de la Udelar.

Our website is protected by DMC Firewall!