El grupo Género, Cuerpo y Sexualidad lleva adelante el proyecto de investigación «Explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes» en el marco del Programa de Proyectos de Investigación e Innovación Orientados a la Inclusión Social, de la Comisión Sectorial de Investigación Científica (CSIC).

Este equipo conforma uno de los grupos de Investigación de la Comisión Sectorial y reúne a docentes y estudiantes, tanto de grado como de maestría. La mayoría de sus miembros ya ha participado en otras investigaciones sobre el tema realizadas con apoyo de organismos como Unicef. Esta vez, se decidió limitar el estudio a tres departamentos, dejando de lado la capital del país. Además, no se abordarán los casos en los que se ven involucrados niños, y se pondrá el foco en los y las adolescentes. Susana Rostagnol, responsable del proyecto e integrante del Departamento de Antropología Social, brindó detalles de cómo y por qué se delineó de esta manera el tema y cuáles con las ventajas que brinda la modalidad del programa de CSIC al cual se presentaron.
En la etapa de elaboración, el equipo realizó «un estudio exploratorio sobre el tema donde se detectó que, si bien hay cierta generalidad, hay algunas especificidades en los fenómenos de explotación sexual comercial (ESC)», dijo Rostagnol, quien también aclaró que se descartó trabajar en Montevideo, donde el tema ya ha sido abordado por el Conapees, para no redundar. Los departamentos seleccionados son Paysandú, Tacuarembó y Maldonado. El equipo detectó que en los tres existen diferentes modalidades de explotación sexual: «El primer departamento es muy señalado por la trata. Es un lugar de pasaje de la trata. Queríamos analizarlo porque entendemos que en él hay organizaciones operando. Maldonado, en cambio, se destaca por la influencia del turismo y es un lugar de destino de la trata interna, y tal vez de la trata internacional. Tacuarembó, por su parte, es el “Uruguay profundo” y es un departamento donde hay pobreza y del cual se llevan chicas. Es un lugar de captación. Además se han detectado pequeñas redes que trabajan en el interior del departamento. Estas son algunas de las hipótesis de base».
La indagación también se va a restringir al estudio de ESC de adolescentes. El resumen del proyecto, disponible en la web de CSIC, argumenta que existen diferencias sensibles entre los niños y los adolescentes en esta situación, a nivel de las subjetividades de las víctimas, de las prácticas de los prostituyentes y de la sanción social. «La sociedad tolera el consumo (sexual) de adolescentes, pero no el de niños. […] La sanción social es menor, y muchas veces también lo es la sanción judicial», subrayó la antropóloga.

Nuevo conocimiento para nuevas intervenciones

El programa de proyectos orientados a la inclusión social pone el foco en problemas que dificulten la inclusión social de determinados sectores y que requieran la generación de conocimiento nuevo para ser resueltos. En ese sentido, Rostagnol destacó que el objetivo «es que los hallazgos puedan ser trasformados en intervención.[…] Tenemos la presunción de que hay ciertas formas de abordaje que se hacen no necesariamente tomando en cuenta todos los elementos que están en juego. Por eso la metodología implica dialogar con los actores para que se apropien del conocimiento que se genere». «El llamado al cual nos presentamos nos permite trabajar con los actores sociales y que los resultados sean apropiados por la sociedad», reflexionó.
Una de las contrapartes del proyecto es el Comité Nacional para la Erradicación de la Explotación Sexual Comercial y No Comercial de la Niñez y la Adolescencia (Conapees), integrado por organismos del Estado y organizaciones civiles. También otras agrupaciones de la sociedad, que trabajan con chicos y chicas en situación de explotación sexual comercial, estarán en diálogo con el grupo encargado del trabajo.
Actualmente, el equipo, integrado por Valeria Grabino, Serrana Mesa, Federica Turbán y Magdalena Caccia (en la primer etapa también Fátima Hernández) visita los tres departamentos, relevando información mediante observación y entrevistas. «Es un abordaje fundamentalmente antropológico. Hacia el año que viene, que ya vamos a tener un buen volumen de información, empezará otra etapa: el diálogo con el Conapees y las organizaciones», contó la coordinadora.

* Foto: Susette Kok, serie «Cuidame que yo te cuidaré»
 

DMC Firewall is a Joomla Security extension!