La Universidad de la República expresó días atrás su «honda preocupación» por la falta de discusión previa en la aplicación del acuerdo alcanzado entre el Plan Ceibal y la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) con la empresa Google.

El convenio establece que los alumnos y profesores de Primaria, Secundaria y UTU tengan acceso a una cuenta de correo electrónico de Gmail y a otra de almacenamiento en línea a través Dropbox con espacio ilimitado.
Según la resolución del Consejo Directivo Central (CDC), aprobada por unanimidad el 7 de julio, el acuerdo coloca «en cuestión la protección de los datos personales de alumnos de la ANEP, en clara discordancia con la normativa vigente en nuestro país». Ante esta situación, la Udelar se puso a dosposición «para colaborar activamente en la discusión abierta y minuciosa de alternativas eficaces, en el plano tecnológico, social y económico y que sean garantes de la protección de los derechos consagrados por la legislación nacional».
El acuerdo con la compañía implicaría el alojamiento de «información de los usuarios en servidores administrados por la empresa (en la nube)», detalla el documento.
Según el CDC, «las medidas concretas para tal desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación deben estar en concordancia con otras políticas generales del Estado, y ser objeto de la debida información pública, habilitando a la discusión de sus aspectos técnicos, económicos, políticos y jurídicos».
Para el máximo órgano universitario es necesario un «análisis cuidadoso de todos los costos implicados para el país» antes de tomar una decisión referida al tema, ya que «no hay ninguna opción que no implique inversiones o gastos en algún nivel o etapa de su realización».
Por su parte, la Unidad Reguladora y de Control de Datos Personales dictaminó el 7 de julio que el acuerdo en cuestión «se adecua a las disposiciones vigentes en materia de protección de datos».
En su argumentación, el organismo destaca que «Google debe cumplir con las instrucciones» de Ceibal y que será necesario «el consentimiento parental con relación a la provisión y al uso de los servicios». Además, destaca que tanto el plan como los usuarios pueden «corregir, bloquear, exportar y borrar definitivamente la información» de la plataforma.
Por otra parte, el dictamen toma como base estándares de seguridad de almacenamiento y procesamiento de datos ofrecidos por la empresa internacional.
Entre las recomendaciones de la unidad se encuentra la necesidad de «informar claramente a docentes, niños y tutores sobre el contenido y alcance del convenio».
En tanto, la decana de la Facultad de Ingeniería, María Simón, concurrió el pasado 15 de julio a la Comisión de Educación y Cultura del Senado donde expuso las principales preocupaciones de la academia y propuso que la tecnología que se requiere para incrementar la capacidad operativa de las ceibalitas sea suministrada por Uruguay, a través de Antel, en conjunto con ANEP y Agesic. A raíz del planteo se decidió que los tres organismos trabajen, con un plazo de un mes, en el análisis de la factibilidad de diseñar una alternativa nacional.

DMC Firewall is a Joomla Security extension!