Más de $ 900.000 serán invertidos en 2016 con el fin de mejorar las condiciones de trabajo y estudio de la FHCE. Las iniciativas fueron presentadas al llamado Mejoramiento de las condiciones generales de estudio y trabajo. Actualmente se ejecutan obras por $ 368.504 a través de este mecanismo.

El Prorrectorado de Gestión Administrativa creó en 2008 la Comisión Permanente de Procesos y Condiciones de Estudio, Trabajo y Medio Ambiente Laboral en la Universidad de la República (PCET-MALUR). Uno de los objetivos de la comisión es crear y fortalecer las comisiones de Salud y Seguridad para Estudiantes y Trabajadores (Cosset) de cada servicio de la Udelar.
Estos organismos tienen como misión promover la protección de la vida y la salud de todos los integrantes de la Universidad, y entre sus funciones están planificar la prevención y controlar y eliminar los riesgos laborales y de estudio.
Entre sus cometidos también se encuentra evaluar las propuestas que se presentan en cada servicio a través de los llamados a propuestas de Mejoramiento de las condiciones generales de estudio y trabajo. Desde 2013 se destinan 8,4 millones de pesos anuales para su concreción en toda la Udelar. Este año se presentaron 127 proyectos en un nuevo llamado que cerró en junio.
En la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (FHCE) se presentaron en 2014 ocho iniciativas, de las cuales se aprobaron cuatro por un total de $ 368.504. Todas ellas se encuentran cercanas a su finalización y están relacionadas con la mejora de pisos y paredes de algunas oficinas, la mejora general de la condiciones de trabajo en otras, además de la colocación de estanterías móviles y fijas en la sección de Suministros y la capacitación de más personal para el uso del desfibrilador externo automático con el que cuenta la facultad.

Gonzalo Figueiro, representante por el orden docente en la Cosset de la FHCE dijo que los llamados son anuales y lamentó que se abran con solo un mes de anticipación, «lo que suele ser insuficiente para la elaboración».
Consultado con relación al tipo de ideas presentadas en los últimos años comentó a nuestro portal que «se han planteado muchos [proyectos] vinculados con riesgo real a nivel de eléctrica, a nivel de incendios. Y se han planteado otros que tienen que ver simplemente con salubridad en el sentido de, por ejemplo, un departamento que tiene ventanas hacia el norte y en verano el calor es bastante». «Muchas de las últimas propuestas se relacionan con temas de salubridad mínima: mobiliario, aislamiento térmico, obras por humedades, problemas en las instalaciones eléctricas.»
El delegado señaló, además, que la mayoría fue presentada por funcionarios no docentes y manifestó su deseo de que los estudiantes comiencen a usar la herramienta para mejorar las instalaciones «porque cosas para hacer hay montones». Además, bregó por un mayor involucramiento del orden estudiantil en la Cosset, pero atribuyó la falta de propuestas también al escaso tiempo que se tiene para la presentación. Como solución, Figueiro planteará a la comisión que se instrumente una «reunión informativa a comienzos del año que viene para presentar de qué se trata el llamado y cuáles suelen ser las bases». De lo contrario, «va a pasar lo que ha venido pasando: la gente que se presenta es la que ya lo venía pensando desde antes», afirmó.

Propuestas 2015

Hasta fin de año no se conocerán los proyectos aprobados por PCET-MALUR para el llamado 2015 y que se ejecutarán en el primer semestre de 2016. De todos modos, el representante adelantó que «entre las iniciativas presentadas se incluyen obras a gran escala. Ahí tenemos un tema de retroalimentación positiva. A Biblioteca ya le han aprobado algunas relacionadas con temas de salubridad laboral y ambiente de estudio. Ellos siguen presentando. A medida que una cosa se soluciona, aparecen otras cosas de urgencia secundaria pero que vale la pena canalizar».
«Los fondos para cada servicio los asigna PCET-MALUR, que también establece el monto máximo que pueden tener. Nosotros asesoramos sobre la elaboración y redacción formal de cada proyecto. Como docentes tenemos experiencia en presentación de proyectos y damos una mano en eso: en contenido y forma», señaló.
En materia de eliminación de riesgos en los ambientes laborales y de estudios, Figueiro recordó que las principales demandas se relacionan con la mejora de las instalaciones eléctricas, además de la señalización y colocación de extintores. «En facultad tenemos mucho papel y el edificio es vetusto, por lo cual los problemas de instalaciones eléctricas son un gran riesgo. Me consta el notorio avance en infraestructura que se ha hecho en estos últimos diez años a través del presupuesto propio, fundamentalmente, pero también a través de estos mecanismos.»

De acuerdo a la documentación, la Cosset de nuestro servicio elevó ocho propuestas por un monto total de más de $ 900.000. Entre las inversiones más grandes se encuentra el «mejoramiento de las condiciones laborales y académicas del Departamento de Documentación y Biblioteca», que implica la eliminación del mostrador de préstamos, y la colocación de baldosas de goma, lo que implicará una inversión de casi $ 260.000.

Otras obras comprenden el acondicionamiento de la red eléctrica de las secciones Personal, Compras y de Casa Lago (Instituto de Lingüística); la adecuación del depósito de libros de la UMTEC mediante la colocación de estantes móviles; la restauración del piso del Departamento de Filología Clásica y la aislación sonora de la Sala de Lectura y de la Sección Préstamos de Biblioteca.

 

Our website is protected by DMC Firewall!