Nació en la aldea de Gomariz (Orense, Galicia, España), el 18 de marzo de 1893. Si nos fiamos por su relato autobiográfico Ciempiés (1964), su infancia transcurrió en Galicia y en Portugal.

Llegó a Montevideo el 26 de noviembre de 1912, donde se radicó hasta su muerte. Se ganó la vida en diferentes oficios: como empleado en comercios en la campaña, como vendedor ambulante y, ya en la capital del país, como chofer.

De filiación anarquista, participa activamente en la vida gremial, convirtiéndose en figura decisiva para animar la vida cultural del Centro de Protección de Choferes de Montevideo, donde impulsa el crecimiento de la biblioteca (una de las mejores de Montevideo en los años cuarenta), un grupo de teatro y la revista El Auto Uruguayo, en la que además de los asuntos referidos al rubro específico, da a conocer muchos textos literarios de diferentes autores americanos y españoles. En el periodismo escrito y radial militó por causas culturales, gremiales y contra la dictadura del doctor Gabriel Terra, instalada el 31 de marzo de 1933, y también a favor de la República española, en especial durante la Guerra civil que asoló a su país de origen (1936-1939). Su obra de ficción llegó al libro tardíamente, en 1948, con la novela El gran parto, experiencia estética muy singular en el país, ya que fue escrita a seis manos, junto a Emilio Ucar y Ernesto Maya. Diez años más tarde publica un volumen de poesía (Cerco violado) y en 1964, Ciempiés. Si bien mantuvo vínculos con algunos intelectuales destacados (como Ernesto Sábato) o con grupos de relativa incidencia en Montevideo (como la revista Deslinde), su literatura no tuvo suficiente repercusión. El primer estudio que se escribió sobre esta corresponde a Sylvia Lago, para cuya redacción la autora empleó documentación de este archivo, cuando acababa de incorporarse a nuestro acervo. (“Galicia y la «patria nueva» en la obra literaria de Cristóbal D. Otero”, Sylvia Lago, en Anuario del Centro de Estudios Gallegos. Montevideo, CEGAL/FHCE/UdelaR, 2000: 345-369).

Cristóbal Deber Otero murió en Montevideo el 29 de junio de 1966.

BIBLIOGRAFÍA

El gran parto (novela). Buenos Aires, Américalee, 1948. [Escrita en colaboración por Cristóbal D. Otero, Emilio Ucar y Ernesto Maya].

Cerco violado (poesía). Montevideo, s/e, 1958. [Contiene ilustraciones de Juan Pardo].

Ciempiés (novela). Montevideo, Comunidad del Sur, 1964.

DMC Firewall is a Joomla Security extension!