En mayo de este año, por resolución del Consejo de Facultad, se creó el Centro de Documentación e Información Archivistíca y Digitalización, con el objetivo de renovar «las condiciones de producción, acceso, intercambio, apropiación y difusión de los conocimientos humanísticos en general y de los aportes generados en el ámbito de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (FHCE) en particular».

El centro, que depende administrativamente de Decanato y técnicamente está adscripto al Archivo Central Universitario (ACU), ya trabaja en la digitalización de diversos documentos de FHCE, comenzando en una primera etapa por la Revista Humanidades y Ciencias (en su primera etapa histórica) y las actas, fotos y otros documentos fundacionales. «La idea es empezar a escanear documentos que sean importantes y que tengan riesgo de deterioro, e ir de a poco sumando. Es un proceso», dijo la archivóloga Mónica Pagola, encargada del Archivo.

A fines de 2013 el hasta entonces Archivo de Facultad, pasó a ser el Archivo Central Universitario. Hasta aquel momento se hacía una «custodia de los documentos» administrativos, simplemente. «Antes dependíamos de Secretaría, ahora dependemos de Decanato. No es un lugar olvidado, adquiere centralidad, se puede empezar a tener políticas archivísticas dentro de Facultad. Como debe ser. Los archivos deben depender de la autoridad máxima, no estar en un lugar donde no tienen identificación», opinó la responsable.

La acumulación durante décadas de patrimonio documental de diferente tipo en diversos formatos se ha incrementado en los últimos años en distintos instituto, departamentos, centros académicos y laboratorios de la facultad, a partir de iniciativas de la institución, lineas de investigación, convenios institucionales, donaciones, etcétera. Esta realidad hizo que se le planteara además al ACU la misión de trabajar en aunar criterios de acceso, almacenamiento, recepción de donaciones y la realización de inventarios de todos los archivos existentes en Facultad.

Pagola considera que esto, junto con la progresiva digitalización, facilitará el acceso a los actuales usuarios pero también servirá para «ampliar el público y dar mayor difusión al acervo». «Se instalará una computadora en la oficina del Archivo Central para consultar el catálogo. Además está prevista la puesta en línea de los materiales», explicó.

 

Our website is protected by DMC Firewall!