El lunes 28 de marzo por la tarde el decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación emitía un comunicado por el «ingreso no autorizado» al laboratorio del equipo de Antropología forense constatado al retornar la facultad a sus actividades normales luego de la semana de turismo. La noticia resonó en la sociedad uruguaya en medios de prensa y en comunicados, que compilamos en esta noticia en orden cronológico.

 

El comunicado firmado por el decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (FHCE), Álvaro Rico daba cuenta del «ingreso no autorizado» al Laboratorio del equipo de Antropología forense, que lleva adelante las excavaciones en busca de detenidos-desaparecidos a partir de un convenio entre la Presidencia de la República y la Universidad de la República, y agregaba:

«Lamentamos informar que hoy, lunes 28 de marzo de 2016, en la mañana temprano, se constató el ingreso no autorizado al laboratorio del equipo de Antropología forense, que investiga sobre detenidos-desaparecidos en el marco del convenio entre la Universidad de la República y la Presidencia de la República, y el faltante de algún material de archivo que se está contrastando con el inventario para precisar su volumen y características.

La Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (FHCE) hizo la denuncia policial en la Seccional 3.ª e intervinieron la Dirección Nacional de Policía Científica y la Dirección General de Información e Inteligencia Policial. El equipo de antropólogos continúa con sus tareas habituales.»

El Consejo de la FHCE emitió inmediatamente un comunicado en el que declaraba:

«El Consejo de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, en su sesión del miércoles 30 de marzo del año 2016, expresando el sentir de la comunidad de docentes, estudiantes, egresados y funcionarios de nuestra casa de estudios,
1) Repudia los hechos de pública notoriedad acontecidos en el edificio anexo de la Facultad, sede del laboratorio del equipo universitario de antropología forense que investiga sobre detenidos-desaparecidos y asesinados por razones políticas entre 1968-1984 en el marco el Convenio entre Udelar y Presidencia de la República. Dichos hechos representan una agresión a la democracia, a la Universidad de la República y a los avances del pueblo uruguayo en la búsqueda de la verdad y justicia sobre su pasado reciente.
2) Se solidariza con cada uno de los integrantes del equipo universitario de antropología forense amenazados en dicha acción por el compromiso que asumieron con los derechos humanos y por la entrega personal demostrada diariamente en los trabajos de investigación, cooperación con la justicia y excavaciones que realizan en la búsqueda de restos de detenidos-desaparecidos desde hace más de una década.
3) Denuncia la gravedad de los hechos descubiertos el 28 de marzo pasado: el ingreso ilegal a la sede de un servicio universitario; la amenaza a personas; el robo de documentación y dinero así como la actitud de quienes se protegen con el manto de la impunidad, intentando hacer regresar la memoria de nuestra sociedad sobre tristes hechos del pasado.
4) Exige a las autoridades y organismos intervinientes en las investigaciones el esclarecimiento de los hechos hasta sus últimas consecuencias, al mismo tiempo que habilita al decano de la Facultad, a realizar las investigaciones y adoptar las medidas necesarias para establecer las responsabilidades administrativas del caso.
5) Refuerza su compromiso institucional y apoyo a la lucha por los derechos humanos, por la verdad y justicia, por la democracia, y apoya la continuidad del trabajo de los equipos universitarios en el marco del nuevo convenio entre la Universidad y la Presidencia.
6) Respalda lo actuado por el Sr. decano, Prof. Álvaro Rico como vocero de la Facultad ante los distintos requerimientos y declaraciones provocadas por los hechos de notoriedad.
7) Convoca a la concentración y marcha solidaria convocada por la FEUU y distintas organizaciones de la sociedad civil, de derechos humanos y familiares de víctimas a realizarse el viernes 1.º de abril del corriente a las 18 horas, frente a la sede del laboratorio del equipo de antropología forense en la calle Paysandú 1675.
8) Resuelve la suspensión de las clases el día viernes, a partir de la s18 horas, invitando a docentes, estudiantes, egresados y funcionarios universitarios y ciudadanos y ciudadanas a participar en el acto de repudio convocado.

30 de marzo, 2016».

Ese mismo lunes, la organización de Madres y Familiares de Detenidos-Desaparecidos emitía un comunicado expresando «La más enérgica condena a estos hechos que tienen el claro objetivo de amedrentar a quienes aportan elementos —desde distintos lugares— para la búsqueda de restos y el esclarecimiento de la verdad, y al mismo tiempo intimidar a aquellos que trabajan directamente en el tema». Al día siguiente, la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH) reclamaba en una declaración «El esclarecimiento de estos hechos resulta fundamental para el funcionamiento del sistema democrático y el Estado de Derecho, y, como consecuencia de ello, para el cumplimiento efectivo de las responsabilidades del Estado uruguayo en materia de protección, garantía y promoción de los derechos humanos» al tiempo que expresaba su «total solidaridad y apoyo» a las autoridades de la FHCE y a los integrantes del equipo.

El Instituto de Estudios Legales y Sociales del Uruguay (IELSUR) expresó «su mayor condena» y «la solidaridad con quienes llevan adelante estas tareas en búsqueda de la verdad». 

El Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia declaró respecto al robo que «lo más preocupante es el significado del acto mismo», a pesar del cual el grupo «continuará con el cumplimiento de sus cometidos». También afirma que rechaza «los abordajes que analizan los graves hechos del pasado reciente, promoviendo su olvido, su minimización o lisa y llanamente su negación».

La Asociación de Arqueología del Uruguay manifestó su apoyo y expresó su respaldo a los investigadores por el «compromiso y calidad técnica con el que desde hace más de 10 años desarrollan día a día su actividad profesional».

Por su parte la Asociación Uruguaya de Antropología Social y Cultural también emitió un comunicado en el que manifestó, además de su rechazo al robo y a las amenazas, «su apoyo al colectivo de arqueólogos y demás profesionales que integran dicho equipo, expresa su repudio y reclama su esclarecimiento y justicia por parte del Estado», agregando que «estos hechos amenazan la democracia y constituyen prácticas que
actualizan el terrorismo de estado sufrido en Uruguay en el pasado reciente». 

La Asociación Latinoamericana de Antropología Forense (ALAF) solicitó que la Udelar y las autoridades garanticen «la integridad de los expertos forenses, instaurando medidas adecuadas de seguridad para garantizar de esta manera la realización del trabajo científico que ha desarrollado».

También el Equipo Peruano de Antropología Forense (EPAF) se solidarizó y manifestó su «enérgico rechazo a cualquier acción de este tipo que ponga en peligro la integridad de quienes se dedican a recuperar la memoria de las víctimas, además de obstaculizar los procesos de búsqueda de la verdad que tanto necesitan las familias».

También se pronunció la Asociación Uruguaya de Archivólogos, llamando «a todos los actores políticos, sociales y periodísticos a pronunciar su disconformidad ante estos hechos, exigiendo el esclarecimiento de los mismos», en el entendido de que «estamos frente a hechos que consideramos de alta gravedad, debido a que constituyen una amenaza a las libertades individuales y en este sentido, vemos con alarma cómo se pone en riesgo el derecho a saber».

El Centro de Estudios en Arqueología y Memoria de Rosario se solidarizó también repudiando los hechos y manifestando también que «Como latinoamericanos, hoy tanto como ayer, debemos estar alertas frente a los intentos de entorpecer la democracia y hacer justicia frente a las violaciones de derechos humanos».

Por su parte, la Mesa Ejecutiva de AFFUR expresó en una declaración: «Entendemos que el gobierno nacional y la Universidad de la República deben tomar medidas para garantizar la seguridad del equipo de investigadores, del laboratorio y su archivo para evitar que estas cosas vuelvan a suceder», al tiempo que condenaba y rechazaba los hechos.

A su vez, ADUR Humanidades, reunida en asamblea, se expresó repudiando «las amenazas de quienes, amparados en el anonimato, intentan amedrentar en forma directa a los integrantes del equipo de antropólogos e historiadores» y manifestó su solidaridad con el equipo. También declaró que «El hurto, destrucción de material documental e información sobre las tareas que realiza el mencionado equipo de investigadores constituye un grave ataque contra las instituciones democráticas de nuestro país y contra el derecho a la memoria, a la verdad y a la justicia». Al mismo tiempo, la central de la Asociación de Docentes de la Universidad de la República reclamaba en su comunicado medidas para «1) determinar los responsables de dicha acción y ponerlos a disposición de la justicia; 2) asegurar que acciones de iguales características no vuelvan a reproducirse; 3) asegurar la seguridad de los compañeros docentes amenazados».

Egresados y estudiantes de la FHCE se expresaron también en rechazo y repudio al robo. También la FEUU se pronunció, con un claro audiovisual denunciando los hechos, y la Comisión de Derechos Humanos del Centro de Estudiantes de Humanidades y Ciencias de la Educación (CEHCE) condenó lo que llamó «atentado fascista» y llamó a redoblar «la lucha por verdad y justicia».

La Facultad de Veterinaria y el Instituto Superior de Educación Física (ISEF) de la Universidad de la República también se expresaron en repudio a los hechos, mediante resoluciones de sus respectivos consejos, solicitando en un caso al Consejo Directivo Central de la Universidad que exprese «su profundo rechazo a los hechos referidos claramente atentatorios de la convivencia democrática» y en el otro manifestando su «preocupación» y esperando «el pronto esclarecimiento de los hechos». También se pronunció la Facultad de Arquitectura de la Udelar, que hizo saber a nuestra Facultad, a través de su decano, su «confianza en que los hechos acontecidos no han de detener el proceso en curso, orientado al reencuentro con la verdad y la justicia». El Consejo de la Facultad de Química hizo eco de la resolución del CDC e hizo saber al decano de la FHCE que «Manifestar la preocupación de este Consejo ante los graves hechosacontecidos en el Laboratorio del Equipo Universitario de Antropología Forense de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, apoyando en todos sus términos la resolución del Consejo Directivo Central y respaldando la labor del grupo docente integrante del equipo universitario que se encuentra trabajando arduamente en la búsqueda de información». Por su parte, también manifestó su repudio frente a los hechos el Consejo de la Facultad de Ingeniería, que expresó a su vez su «confianza en que la investigación podrá aportar para la seguridad necesaria que merecen la convivencia y la paz de los uruguayos».

La UTEC manifestó también su apoyo en un comunicado que llegó al decanto de la FHCE en el que expresa que «la búsqueda de verdad y justicia por parte de la sociedad uruguaya es un compromiso compartido por nuestra institución».

El Senado de la República hizo llegar al decano las palabras de los senadores Marcos Carámbula (FA) y Javier García (PN). También la Cámara de Diputados en su conjunto hizo llegar esta vez al rector de la Universidad, su declaración de apoyo y preocupación, como lo hizo a su vez el diputado Tabaré Viera del Partido Colorado.

La Junta Departamental de Maldonado, a solicitud de la edila Graciela Ferrari, hizo llegar a nuestra Facultad su «rotundo rechazo por los atentados sufridos recientemente» en el laboratorio, «que en forma premeditada buscan socavar y entorpecer las investigaciones del pasado reciente llevadas adelante por memoria, verdad y justicia». 

También el representate de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP) hizo llegar al decano su «abrazo solidario y comprometido con los derechos humanos (todos)».

El equipo de Antropología forense, por su parte, emitió un comunicado agradeciendo las muestras de solidaridad y redoblando su compromiso con su trabajo.

El 30 de marzo Aministía Internacional hizo pública una declaración en la que «insta a las autoridades competentes a llevar adelante una investigación exhaustiva e imparcial y que las personas responsables sean llevadas ante la justicia para que este hecho no quede impune y se prevenga la generación de nuevos obstáculos en la búsqueda de la verdad» al tiempo que exhorta a las autoridades a brindar garantías para que el equipo pueda continuar con su labor. Así también lo hizo el Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ) de Uruguay, que manifestó su «profundo repudio ante los hechos de robos y amenazas» y en ese sentido instó «al Estado a emprender todas las acciones que permitan el cabal conocimiento de los sucedido y a sus responsables, así como asegurar los medios y recursos que permitan se desarrolle las acciones que han sido encomendadas».

CRYSOL emitió un comunicado en el que declara «Es un hecho grave y preocupante. Hay una amenaza clara y directa para los integrantes del grupo de trabajo cuyos domicilios fueron identificados y señalados en un mapa de Montevideo. Su irradiación es mucha más amplia. Apunta a amedrentar a quienes anónimamente han comenzado a aportar información relevante en los últimos tiempos. También agrega presiones a todos los operadores judiciales, a todos los jueces que tienen en sus manos las causas del pasado reciente».

También las organizaciones sociales que comparten espacio en Casa Tomada (Mujeres en el Horno, Colectivo Ovejas Negras y Proderechos) comunicaron su preocupación y se solidarizaron con «con el equipo investigador que se vio amenazado en su vida privada» y afirmaron que «Es responsabilidad de todas y todos hacerle frente a estos alarmantes impulsos reaccionarios».

La Iglesia Metodista se dirigió al decano Álvaro Rico para expresar su «solidaridad con ustedes en el proceso por acercarse a la verdad de lo que ha pasado con personas desaparecidas en nuestro país» y agregaba «Lamentablemente uno percibe que aún la dictadura, en ciertas formas, sigue operando en nuestro país».

A nivel parlamentario, el senador Marcos Carámbula se refirió a los hechos en la sesión plenaria del 5 de abril. 

Desde Argentina, la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, a cargo del subgrupo de trabajo sobre delitos de lesa humanidad de la Reunión Especializada de Ministerios Públicos y Estados Asociados del Mercosur (REMPM), expresó « su profunda preocupación ante los acciones intimidatorias» y exigió «que se investiguen estos hechos y que se adopten las medidas necesarias para asegurar la continuidad de su trabajo», según se le hizo saber al decano de la FHCE. 

También desde Argentina, Memoria Abierta, «acción coordinada de organizaciones de derechos humanos», hizo llegar al decano «todo su apoyo» y le hizo saber también que «Es un hecho preocupante, muestra del accionar planificado de sectores que se oponen a la construcción democrática basada en el derecho a la verdad y la justicia sobre los crímenes cometidos en el pasado reciente».

Los trabajadores universitarios de Colombia agremiados en el Sintraunicol hicieron saber su preocupación y comunicaron su solidaridad con AFFUR y con el equipo de antropología forense al tiempo que repudiaron «el hecho de que se intente amedrentar a aquellos que coadyuvan en un proceso de investigación para llegar a la verdad, que se violen garantías a las familias para encontrar a sus seres queridos que en época de represión y terrorismo fueron desaparecidos y que rechazamos estos hechos».

Muchas otras muestras de preocupación y solidaridad han llegado a nuestra institución

 

28 de marzo

Canal 10, «Roban material y amenazan al equipo que busca restos de desaparecidos»

El Espectador, «Robaron material a equipo que analiza restos de desaparecidos»

El Observador, «Roban información sobre crímenes de la dictadura y amenazan a investigadores de Humanidades»

Terra.com, «Roban material de una investigación sobre desaparecidos en dictadura uruguaya»

RPP Noticias, «Uruguay: Roban material de investigación sobre desaparecidos en dictadura»

La Red 21, «Robaron archivos sobre detenidos desaparecidos del laboratorio del Grupo de Investigación en Arqueología Forense del Uruguay»

Caras y Caretas, «Hurto en Humanidades “fue premeditado y planificado”»

Portal de la Universidad de la República, «Denuncian ingreso no autorizado a laboratorio del GIAF»

Uypress, «Robaron archivos del Grupo de Investigación en Arqueología Forense que indaga sobre detenidos-desaparecidos»

29 de marzo

El Observador, «Robo en Humanidades y amenaza para investigadores»

MontevideoCOMM, «Servicios especiales»

El Espectador, «Tratan de aclarar misterioso robo en Facultad de Humanidades»

La República, «Robo y amenaza en sede logística de búsqueda de desaparecidos»

El Espectador, «El robo en Humanidades es una acción dirigida e intencional»

Canal 10, «Nueve antropólogos que investigan hechos de la dictadura fueron amenazados»

Radio Uruguay, «Robo de documentos fue “un hecho planificado”, dijo Rico»

El Observador, «Vázquez "sigue de cerca" el robo en Humanidades»

El País, «El gobierno se contactó con la facultad y Vázquez "sigue de cerca el tema"»

CBA24N, «Uruguay: roban material y amenazan al equipo de antropología»

Teledoce, «Álvaro Rico explicó la amenaza que dejaron en el laboratorio»

180, «Roban discos duros y amenazan a antropólogos que buscan desaparecidos»

La Diaria, «El arma del miedo» o «El arma del miedo»

Prensa Latina, «Roban material sobre uruguayos desaparecidos durante la dictadura»

Radio Montecarlo, «Familiares de detenidos desaparecidos piden al gobierno que aclare robo»

Radio Universal, «Robo y amenaza a antropólogos que buscan restos de desaparecidos» y «“Este hecho nos retrotrae a las prácticas ejercidas por el Terrorismo de Estado”»

30 de marzo

Red 21, «Tabaré Vázquez expresó preocupación por robo de archivos sobre desaparecidos y la INDDHH denunció intencionalidad de entorpecer investigaciones»

El Observador, «Robo a Humanidades: sin pistas e investigan entorno de laboratorio»

La República, «Vázquez preocupado: sigue de cerca caso de robo y amenaza»

MontevideoCOMM, «Con el pasado que vuelve»

31 de marzo

La República, «Llaves, conocimiento de alarma y lugar apuntan a entorno de Humanidades»

El Observador, «Robo en Humanidades: policía sospecha de “profesionales de alto nivel”»

Noticias relacionadas:

Declaración del Consejo de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación
Multitudinaria marcha de repudio al robo del laboratorios del equipo de Antropología forense
Universidad reafirmó compromiso con la búsqueda de la verdad sobre el pasado reciente

Our website is protected by DMC Firewall!