En setiembre de 2016 se presentaron los resultados del proyecto «Diagnóstico antropológico del transporte urbano: estudio antropométrico y ergonómico en antropología aplicada», coordinado por la doctora Isabel Barreto, docente del Instituto de Ciencias Antropológicas de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (FHCE).

El trabajo realizó un registro ergonómico en los distintos modelos de ómnibus y taxis, un registro (a través de la observación participante) de las condiciones de viaje y el comportamiento de usuarios del trasporte urbano capitalino. También se hicieron entrevistas y se tomaron las medidas antropométricas de los usuarios seleccionados para la muestra (194 en total). Por otra parte, se relevó las normas municipales referentes al tema.
Financiado por el fondo de investigación aplicada María Viñas, de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), tuvo el apoyo de la patronal de taxis y de las empresas de transporte colectivo CUTCSA, COME Y COETC.
La actividad de presentación de los resultados contó con la palabra del decano de FHCE, doctor Álvaro Rico, quien destacó que el proyecto tuvo el mérito de lograr ser seleccionado y financiado por «ámbitos académicos muy competitivos».«Además implicó para su concreción, no solo la labor teórica de los investigadores, sino que es una investigación aplicada, por lo que debió realizarse involucrando a otros actores.[...]Tuvo que lograr el acuerdo con empresas y distintos actores sociales para resolver este carácter participante».
Para el decano, otros de los puntos destacados es la metodología aplicada que une el testimonio y la experiencia cotidiana «de quienes usamos estos medios de trasporte, con mediciones científicas (ergonómicas, antropométricas). El trabajo también tiene características interdisciplinarias ya que «no refiere exclusivamente al aporte de la Antropología Biológica. Otras perspectivas se han incorporando en los perfiles de los investigadores, la bibliografía utilizada y las conclusiones arribadas», comentó Rico.
A su turno Barreto subrayó que se trata del primer trabajo de Antropología Aplicada de Uruguay, el cual pretende «diagnosticar y brindar soluciones a las situaciones cotidianas y repetitivas de la vida [...] que pueden a futuro generar distorsiones a nivel de nuestro organismo y de nuestras relaciones interpersonales».
Explicó que se contrató a un diseñador industrial que comparó las dimensiones de los ómnibus y de los taxis con la de los usuarios. En algunos casos “las diferencias son importantes, como puede ser el ancho del pasillo, la altura del pasamanos y el ancho de los asientos”, comentó.
Los usuarios entrevistados declararon en su mayoritaria viajar diariamente en el trasporte colectivo (59,5%), destacándose entre los principales motivos el trabajo y el estudio.
Es muy frecuente que los pasajeros viajen con bolsos, y mochilas (88%). «Casi el 62% viaja con el ómnibus lleno o muy lleno, y solo la mitad logra sentarse durante el trayecto. Hay que tener en cuenta que un porcentaje importante transporta un peso adicional. La mayoría además viaja entre 10 minutos y 30 minutos (49%) y entre 30 y 45 minutos (35,6%). Es mucho tiempo si lo pensamos en una proyección de vida», explicó la especialista.
En relación a los motivos para tomar taxis, el principal motivo es la prisa, no la seguridad.
En otro sentido, Barreto explicó que se realizaron gráficos comparativos del diseño ideal (tomando en cuenta las dimensiones media de los usuarios) y del real. Allí se observaron diferencias considerables en relación a la altura del timbre de la puerta trasera y del pasamano, así como el tamaño de los asientos y los pasillos. Es todas estas categoría se observaron problemas: en los primeros dos casos los implementos se encuentran más altos de lo que deberían, mientras asientos y pasillos resultan mucho más angostos de lo adecuado.
Un dato llamativo es que, a pasear de que el 84% de los usuarios de los taxis indicaron que la principal dificultad o incomodidad la ocasiona la mampara, el asiento trasero tiene el espacio suficiente para el usuario medio. «Creo que el pasajero se siente encerrado, y eso le genera incomodidad», comentó la responsable.

Acceda a los resultados

Our website is protected by DMC Firewall!